La Biblioteca Artiguista







INICIO > LA EMANCIPACION > PURIFICACION




   




PURIFICACION
Poblar y fomentar la campaña

Entretanto vele usted sobre la conservación de nuestra campaña según anuncié a usted en mi última comunicación. De lo contrario nos exponemos a mendigar. Cada día me vienen partes de las tropas de ganado, que indistintamente se llevan para dentro. Si usted no obliga a los hacendados a poblar y fomentar sus estancias, si no se toman providencias sobre las estancias de los europeos fomentándolas, aunque sea a costa del Estado; si no se pone una fuerte contribución a los ganados de marca extraña introducidos en las tropas dirigidas para el abasto de esa plaza y consumo de saladeros, todo será confusión: las haciendas se acabarán totalmente y por premio de nuestros afanes veremos del todo disipado el más precioso tesoro de nuestro país.

Entretanto usted tenga la bondad de proclamar en los pueblos la necesidad de poblar y fomentar la campaña según mis últimas insinuaciones, mientras llega el señor Alcalde Provincial y podemos poner en ejecución aquellas medidas que se crean más eficaces para la realización de tan importante objeto.

Sería convenientísimo, antes de formar el plan y arreglo de campaña, que usted publicase un bando y los transcribiese a todos los pueblos de la Provincia relativo a que los hacendados poblasen y ordenasen sus estancias por sí o por medio de capataces reedificando sus posesiones, sujetando sus haciendas a rodeo, marcando y poniendo todo en el orden debido para obviar la confusión que hoy se experimenta, después de una mezcla general. Prefije usted el término de dos meses para operación tan interesante y el que hasta aquella fecha no hubiese cumplido esta determinación, ese muy ilustre Cabildo Gobernador debe conminarlo con la pena de que sus terrenos serán depositados en brazos útiles, que con su labor fomenten la población y con ella la prosperidad del país.

Si no ha tenido efecto la invitación de usted para poblar las costas del Uruguay; al menos quedará satisfecho el Gobierno con haber llenado sus deseos y los vecinos no tendrán que lamentarse de su desgracia, después de proporcionarles su felicidad. Ellos llorarán algún día esta pérdida, cuando tengan los conocimientos bastantes para calcular los resultados de su indolencia: dejando en manos de ustedes las medidas, que deban adoptarse por el logro de un objeto tan benéfico como interesante.

Participo a usted que acaban de llegar a este Cuartel General además de los guaycuruses, que tenemos reducidos a nuestra sociedad, más de 400 indios abipones con sus correspondientes familias, a quienes he podido atraer con cuatro caciques por medio del principal don José Benavides. No dudo que ellos serán muy útiles a la Provincia y que todo sacrificio debe dispensarse en su obsequio, consiguiendo con ellos el aumento de la población, que es el principio de todos los bienes. Estos robustos brazos darán un nuevo ser a estas fértiles campañas, que por su despoblación, no descubren todo lo que en sí encierran, ni toda la riqueza, que son capaces de producir.

Al efecto es preciso que usted nos provea de algunos útiles de labranza, arados, azadas, algunos picos y palas igualmente.

Anterior Siguiente



Frases del Ideario Artiguista






© 2001 CMGA. Consúltenos para reproducir información de este sitio.