La Biblioteca Artiguista







INICIO > LA EMANCIPACION > LA LIGA FEDERAL




   




LA LIGA FEDERAL
El levantamiento de Córdoba

A partir de la correspondencia del General Artigas al Comandante paraguayo de la Candelaria, veremos el levantamiento de Córdoba en favor de la causa artiguista, así como la dimensión geográfica de su influencia: de Córdoba a la Banda Oriental y de Buenos Aires a la cerrada Asunción del ahora Dictador (temporal) Gaspar Rodríguez de Francia.

Yo continúo mis afanes con suceso favorable. Ya tiene usted libre la provincia de Córdoba, uniendo sus virtuosos sentimientos a los nuestros. Ya mandé a usted una relación de nuestras ventajas en Santa Fe, habiendo rendido aquella guarnición de Buenos Aires y tomado bastantes armas y útiles de guerra. No menor ventaja hemos conseguido, habiendo Córdoba depuesto sus gobernantes al momento de intimarle rendición y decidirse a sostener el pabellón de la libertad.

Por lo propio incluyo al padre Acevedo copia de esa carta de Eduardo Bulnes fechada el día antes de la deposición, escribiéndome el Cabildo con fecha 29 de haberlo verificado. Todo lo que comunico a ustedes para común consuelo y para que esto les empeñe a hacer cada día más vigorosos sus esfuerzos.

Cuartel del Paraná, 2 de abril de 1815.

José Artigas al Comandante de Candelaria.
Francisco Antonio González.


Juan Pablo Bulnes y Lorenzo Moyano fueron los delegados de los partidarios del "Sistema" artiguista que se presentaron a Artigas pidiendo su protección para Córdoba.

Córdoba, 27 de marzo de 1815.
Mi querido Juan Pablo (Pérez Bulnes):

No puedes figurarte el placer que hemos recibido con la noticia de nuestra próxima rendición. En este mismo punto se ha difundido la noticia de la intimación del señor de Artigas como un fuego eléctrico. Tal es la disposición que hay en este pueblo a su favor. Creo que se trata de un Cabildo abierto. No es extraño tomen esta medida nuestros mandatarios para cubrirse con la resolución del pueblo. ... Felicita a mi nombre y demás amigos a esos liberalísimos jefes que tanto bien nos hacen y ofréceles nuestra sangre y vida, que sacrificaremos gustosísimos en defensa de la justa causa que sostienen. A Lorenzo que tenga ésta por suya y cuente igualmente que tú con el invariable afecto de Eduardo (Pérez Bulnes).


Ante la presencia de estos delegados el general Artigas envía al gobernador Francisco Ortiz de Ocampo y al Cabildo cordobés los siguientes oficios.

Al gobernador Francisco Ortiz de Ocampo:

Rendida a discreción la guarnición de Buenos Aires en el pueblo de Santa Fe, por las armas orientales, se mira enarbolado en aquella plaza el pabellón de la Libertad. Asegurado este triunfo, es de necesidad que usted y las tropas que oprimen a ese pueblo, lo dejen en el pleno goce de sus derechos, retirándose a la de Buenos Aires en el término preciso de 24 horas. De lo contrario marcharán mis armas a esa ciudad y experimentaría usted los desastres de la guerra.

Tengo el honor de saludar a usted con todo respeto.

Cuartel andante de Santa Fe, 24 de marzo de 1815.

José Artigas


Al Cabildo de Córdoba:

Convocado por ese pueblo para hacer respetables sus órdenes, marcho con mis tropas en su auxilio. Las armas de la Libertad han triunfado sobre Santa Fe y aquel pueblo, ya libre de tiranos, respira júbilo, contento y alegría; usted penetrado de los desastres de la guerra, no dudo tomará empeño que se retiren las fuerzas de Buenos Aires; de lo contrario, un reencuentro es inevitable y yo no podré evitar los desastres del pueblo con los sucesos de la guerra. Tome usted la parte que le corresponde por su representación y no dudo sellará sin sangre la obra de la justicia.

Cuartel andante de Santa Fe, 24 de marzo de 1815.

José Artigas


Ocampo renuncia y es elegido gobernador el Coronel José Xavier Díaz. El Cabildo y "pueblo unido" de Córdoba responden:

Si la Libertad, ese ídolo de todos los Pueblos Americanos, a quien han sacrificado sus fortunas y consagrado sus vidas, es la tranquilidad y seguridad pública, la moderación particular y el imperio de las leyes; si usted es el protector de esta libertad, ¡cuan dulce y consoladora no debe ser esta idea al virtuoso y patriota Pueblo de Córdoba, que representamos! Invocando pues la Patria los derechos del hombre, la filantropía y los nombres más sagrados, este pueblo da a usted las gracias por su protección y en uso de ella ha procedido a la elección de un nuevo Jefe, que ha recaído en el coronel don José Xavier Díaz.

El Pueblo de Córdoba, después de repetir a usted el más vivo reconocimiento cree que sin herir la magnanimidad de usted, debe añadir que en el caso inesperado de padecer ofensas sus derechos, protesta con esa misma libertad que usted ha garantido aunque pueda sufrir las condiciones de su indefensión (SIC), obedeciendo al imperio de las circunstancias, siempre volarán sus deseos hacia la encantadora, amada imagen de la libertad.

Así contesta a usted el pueblo agradecido de Córdoba, suplicando se sirva dispensar la tardanza de la respuesta, que no ha estado a su arbitrio el evitar. Dios guarde a usted. Sala Capitular y Pueblo Unido de Córdoba. 29 de marzo de 1815. Don José Norberto de Allende. José Manuel Solares. José Luis Escobar. José Felipe Marín. Victorio Freites. Vicente Galán. Pedro Antonio Savid. Félix Dalmacio Pinero. Felipe Arias. Mariano Lozano. Por comisión del Pueblo, don José Antonio Cabrera. Don José Roque Savid.

La Asamblea Provincial, el 6 de abril, declara:

Que la Provincia de Córdoba queda enteramente separada del Gobierno de Buenos Aires y cortada de toda comunicación y relación, bajo los auspicios y protección del General de los Orientales que se constituye garante de su libertad.

Anterior Siguiente



Frases del Ideario Artiguista






© 2001 CMGA. Consúltenos para reproducir información de este sitio.